martes, octubre 31, 2006

El Banco Emocional

A veces, de los cursos que le obligan a uno a hacer en la empresa, se pueden sacar cosas tan interesantes como la siguiente:

En un Banco Emocional la moneda es la confianza. En vez de dinero, depositamos cortesía, amabilidad, honestidad y compromiso. Cuantos más y más depósitos haces, tu valor personal aumenta y el nivel de confianza se incrementa. El crédito se mide en garantía y seguridad y mientras tus reservas de confianza aumentan, tu crédito sube.

Qué sucede cuándo eres descortés, irrespetuoso, cortas a una persona, sobre-reaccionas, ignoras a alguien, traicionas la confianza de alguien, le asustas o tratas de controlar su vida?
Que tu cuenta en su Banco Emocional llega a cero. La persona a la que has tratado pobremente no tendrá el nivel de confianza necesario para aguantar tus errores. Tienes que ser cuidadoso en todo lo que dices o haces. No hay flexibilidad en vuestra relación.

Es importante descubrir y clarificar las expectativas cuando se está en una situación. Saber cuáles son las expectativas te permitirá hacer depósitos en tu cuenta del Banco Emocional.

No mantener tu palabra es probablemente el mayor desembolso que puedes hacer de tu cuenta en el Banco Emocional. Lo mejor es NUNCA HACER UNA PROMESA QUE NO PUEDAS MANTENER. Y si te es imposible mantener tu palabra, explica la situación a la persona involucrada y haz otros acuerdos. La comunicación es vital aquí.

La integridad personal genera confianza y es la base para muchos tipos de ingresos en el Banco Emocional. La falta de integridad puede eliminar cualquier otro esfuerzo de crear cuentas de gran confianza.

Qué es honestidad? Honestidad es decir la verdad, de acuerdo con lo que creemos que es la realidad.

Integridad es ajustar nuestros actos a nuestras palabras, mantener las promesas y cumplir las expectativas. Una de las formas más importantes de mostrar integridad es ser leal con aquellos que no están presentes. Haciendo eso, das confianza a aquellos que si están presentes.

Cuando haces un desembolso de tu cuenta en el Banco Emocional, necesitas disculparte. Más importante, necesitas disculparte con sinceridad.

  • Estaba equivocado.
  • Fui desagradable.
  • No te mostré respeto.
  • No te di dignidad, y estoy profundamente apenado.
  • Te avergoncé enfrente de tus amigos, y no tenía razones para ello. Te pido perdón.

Una cosa es cometer un error, y otra distinta no admitir el error cometido. La gente puede perdonar errores de juicio (de la mente), pero la gente raramente olvidará errores del corazón, malas intenciones, malos motivos u orgullo. Justificar o tratar de encubrir un error es la peor cosa que se pude hacer.
Está traducido diréctamente del inglés, con lo que puede sonar un poco raro a veces, pero a mi me pareció de lo más interesante. Al fin podré explicarme adecuadamente y no quedarme en un corto y por ello nada adecuado 'quid pro quo'.

A todos: Cuidadín con vuestras cuentas en mi banco, que estoy especialmente susceptible.

No hay comentarios: