jueves, noviembre 16, 2006

Esperar

No me hagas esperar tanto,
nunca, que me desespero.
No me hagas tener tantas ganas,
nunca, que me muero.
Ayúdame a aceptar la nostalgia
de lo que no volverá...
A no perder la ilusión
de lo que anhelo...
A hacer las cosas
cuando quiero...

Leído aquí.

No hay comentarios: